domingo, 30 de enero de 2011

Osasuna 1 - 0 Madrid : Resulta gracioso

No me resulta gracioso el resultado que el Real Madrid ha cosechado hoy en el Reyno de Navarra, que también, sino que haya sido un entrenador con una estética (sin querer faltar) un poco "catetil" el que le haya arrebatado virtualmente el título de Liga a otro técnico con una pinta más seria y culta, pero que sin embargo después muestra ser un prepotente.

Y es que no descubro nada nuevo si afirmo que con la derrota de hoy el Real Madrid casi dice "adiós" al título de Liga, un año más. Son siete puntos de diferencia, ocho si contamos el average particular entre Madrid y Barça (es aún más utópico que los blancos ganen al Barcelona por 6-0 en el partido de vuelta que ver al Madrid levantar el título liguero esta campaña), los que el conjunto de Pep Guardiola aventaja a los que no hace mucho eran "La Galaxia". Es decir: el Real Madrid necesita ganar tres partidos y que el F.C. Barcelona caiga derrotado también en tres ocasiones. Y la verdad, los catalanes tan sólo han cedido un empate y una derrota en toda la primera vuelta; no veo yo ahora al Barça cayendo tres veces mientras el Madrid puntúa de tres en tres.



La cara de Cristiano Ronaldo en la tarde de hoy lo dice todo. Incluso el diario Marca, en el que trabajan ese grupo de periodistas que tan bonitas palabras no están dedicando a los sevillanos en las últimas semanas, también da por suficiente la renta de siete puntos que mantiene el Barça sobre el Madrid:



Padiani también se lo recuerda a Ronaldo, diciéndole con la mirada: -"Soy Leo Messi, el mejor jugador del mundo..."

Para mí, el Real Madrid comete un enorme fallo, del que no necesariamente tiene la culpa el club, sino los mismos periodistas de la capital. Florentino Pérez ha juntado a muchos de los mejores jugadores que ahora mismo existen en el mundo (a base de dinero, pero ése es otro tema) y, sin embargo, la prensa madrileña tan sólo destaca a Cristiano Ronaldo. No voy a ser yo quien niegue que el tío es un pedazo de futbolista e incluso en el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey fue la primera vez que lo veía jugar en directo, y reconocí que es un auténtico espectáculo de velocidad, desmarques y colocación. Tan sólo falla en la chulería que muestra contínuamente, y ello hace que la diferencia con Leo Messi sea mucho mayor que abismal. Pero el hecho de que sólo se destaque el trabajo del portugués eclipsa la calidad de otros grandísimos futbolistas como Ozïl, Kaká, Benzemá o Xabi Alonso. Algunos de ellos, como Xabi o el alemán Ozïl están mostrando un nivel muy alto, pero nunca son destacados por encima del luso. Y poco tiene que demostrar Kaká para que afirmemos que es uno de los mejores jugadores del mundo, y en esa misma situación está Benzemá; pero es totalmente razonable que no se sientan protagonistas en el Real Madrid, ni sientan que su papel es fundamental en el club merengue.

Sin ir más lejos, en el encuentro del Ramón Sánchez Pizjuán. El francés Karim Benzemá anotó uno de los mejores goles de lo que llevamos de año y, sin embargo, en periódicos como Marca o AS tan sólo se leía que "Mourinho lo mirará con lupa" o se resaltaban las declaraciones del nuevo futbolista del Madrid, Emmanuel Adebayor, en las que decía que "no vengo a quitar el sitio a Benzemá".

Este año, la Liga está perdida por parte del Real Madrid. Probablemente este miércoles elimine al Sevilla, pero se verá las caras con su peor enemigo, el F.C. Barcelona de Pep Guardiola, por lo que las posibilidades de conquistar la Copa del Rey este año existen, sí, pero...

Y para la campaña próxima, no me veo yo a Jose Mourinho aguantando otro año más sin conseguir un título y luchando por ser la sombra del Barça, que este año ni eso. El portugués es un chulo y un prepotente, pero es un magnífico entrenador y, bajo mi punto de vista, un Madrid en el que tan sólo es importante Cristiano Ronaldo, se le queda pequeño.

3 comentarios:

  1. El Madrid ha pagado con la derrota lo pendiente que está del miercoles. Aun nosotros no hemos dicho la última palabra.
    Un saludo Manu.

    ResponderEliminar
  2. Mou es un gran entrenador, pero como simpatizante madridista desde hace muchos años ( además de eterno Sevillista ), me duele que este tipo este en el equipo del Bernabéu y que la afición merengue lo vea como un ídolo, ya que, desde mi punto de vista, esta dañando la imagen del mejor club del siglo XX.

    Sevilla Fútbol Club, vamos a eliminarlos que todo es posible. ¡ PODEMOS !

    1 saludo, tocayo.

    ResponderEliminar
  3. coño, hemos comentao al mismo tiempo jajajaja

    ResponderEliminar